contacto@bahiamagdalena.com

Blog Image

24

Jul

La ballena gris pasa la mitad del año viajando. Durante tres meses viaja desde los mares árticos hasta la región semitropical de Baja California

El viaje de la ballena gris a México

La ballena gris, del Océano Pacífico, pasa la mitad del año viajando. Tarda tres meses en desplazarse desde los helados mares árticos, donde se alimenta, hasta la región semitropical de Baja California, México, donde se reproduce; el regreso tarda otros tres meses. Así se completa un viaje de 20,000 kilómetros.

Las hembras preñadas emprenden el viaje en octubre; las inmaduras y 108 machos adultos las siguen. Los machos inmaduros parten al final. En diciembre, las primeras ballenas llegan a México, donde paren a sus ballenatos. Éstos, alimentados con la nutritiva leche materna, producen rápidamente la grasa que necesitan para viajar hacia el norte, en marzo.

Las hembras recién apareadas guían al grupo de regreso; ellas parirán exactamente un año después. Los machos adultos, de 14 m de longitud, las siguen junto con las hembras que no se encuentran en etapa reproductiva. Después, les toca el turno a los individuos inmaduros y, finalmente, a las madres con sus hijos. Las ballenas a menudo nadan cerca de la costa, donde las algas les brindan un escondite de los tiburones y de las ballenas asesinas, que son los únicos depredadores de la ballena gris, además del hombre.

A finales de mayo, las ballenas llegan al Mar de Bering, su fuente de alimento. Allí pasan los siguientes tres meses, durante los cuales se alimentan de crustáceos, gusanos y moluscos, antes de emigrar hacia el sur, a las aguas cálidas de Baja California, México.


Comparte esta Noticia

Comentarios